Toy Story cumple 25 años. Nuestros mejores amigos se hacen mayores.

No te pierdas...

María Pedraza sobre «Ego»: «Ha sido un gran reto emocional» | Moët & Chandon

Escuchar a un profesional hablar de su trabajo es de esos placeres que a nosotros nos gusta cultivar. María Pedraza es de esos valores...

José Manuel Seda: «Siento que cuando mi personaje empezaba a crecer ya me tengo que ir»| «La Casa de Papel. El legado»

José Manuel Seda interpreta a uno de los militares que se adentran en el Banco de España para pararle los pies a nuestros atracadores...

Pep Munné: «Esta serie ha demostrado que si hay dinero, el talento existe»| «La Casa de Papel. El legado»

Pep Munné interpreta al Gobernador del Banco de España en La casa de papel, un personaje que aunque tiene un poder inigualable dentro del edificio...

La casa de papel llega a su fin con un evento por todo lo alto| «La Casa de Papel. El legado»

La cuenta atrás para el final de La casa de papel ha comenzado y de hecho, está a punto de finalizar. La serie que...
Almudena Fuentes Sánchez
Cineasta y periodista dispuesta seguir creciendo. Mi gran pasión es el cine y por eso, no me conformo solo con verlo.

En el mundo de la animación hay sin duda algunos personajes que nos han robado el corazón y que desde que nuestros padres nos llevaron al cine, o nos pusieron en nuestra televisión aquella cinta de video antigua, jamás nos han dejado caminar solos. Se volvieron nuestros mejores amigos, aquellos que más nos han enseñado sobre cómo es la vida en ocasiones y lo importante que es cuidar de quienes tienes al lado.

Hoy echamos un poco la vista atrás para darnos cuenta de que ya muchos de nosotros no somos unos niños físicamente pero nuestra alma de aquellos años sigue intacta y conservamos nuestra niñez como nuestro mayor tesoro. 25 años hace desde que el mundo mágico de Disney puso en nuestro camino a Woody, a Buzz, a Bo Peep, al señor Patata, a Slinki, a Rex, a Ham… y es que en aquel momento, cuando pulsamos el botón de ‘play’ ni podíamos imaginarnos la cantidad de amigos nuevos que íbamos a tener una hora y media después.

Toy Story fue la primera película hecha totalmente por ordenador, lo cual supuso una gran revolución en el mundo de la animación. El director John Lasseter reconoció el esfuerzo que había realizado el equipo para que todo se viese realista en pantalla. Para hacernos a la idea del duro trabajo al que se enfrentaron, crearon cada hoja de césped de forma individual otorgándole movimiento propio a cada una de ellas. Algo que hoy está a la orden del día, pero imaginad lo que supuso ser pionero de un sistema tan elaborado.

En total, un presupuesto de 30 millones de dólares que se vio infinitamente recompensado en las salas de cine y que 25 años después ha seguido siendo una de las joyas cinematográficas que más dinero le ha aportado a la compañía del ratón.

Toy Story es un universo. Una interminable lista de cortometrajes, cuatro películas, merchandising… no hay nadie en el mundo que no conozca a Woody y a Buzz Lightyear o que no haya cantado o tarareado aquello de: “Hay un amigo en mi…”.

El cine nos enseña muchas cosas y no solo cuando somos pequeños y moldeables. Los valores que nos inculcaron valen más que todo el oro del mundo, pero más allá de la amistad y el amor, a mi me enseñaron una cosa que mis padres supongo que agradecieron infinitamente.

Me enseñaron a entrar en casa sin hacer ruido y caminar despacio hacia mi habitación para ver si mis juguetes hacían algo mientras yo no estaba. Tenía fe ciega en que un día les encontraría jugando entre ellos, hablando y montándose aventuras dignas de lo que había visto en el cine. La imaginación de los niños no tiene ningún límite y al creer que mis compañeros de batalla podían estar vivos, jamás los rompí aposta, los cuidaba como si se tratase de mi misma o de mi familia y si algún día ocurría algún accidente y se rompían, lloraba y sufría como si de un hueso mío se tratase e incluso alguno de mis muñecos caminaba con mi nombre pintado en la suela de su zapato derecho.

Es sorprendente la cantidad de veces que me desperté abriendo los ojos despacito para observar mis estanterías y mi baúl tratando de pillarles con las manos en la masa, pero nunca tuve éxito. No pasa nada, nadie me quitará la ilusión de que simplemente no les descubrí y que en mi ausencia, la habitación era una fiesta.

Con ellos hemos sufrido, hemos llorado, hemos reído, saltado de emoción y recuerdo haber pasado incluso miedo cuando en Toy Story 3 uno de los personajes se creyó la niña del exorcista por un segundo.

Mientras escribo estas líneas ‘Toy Story’ es trending topic mundial en twitter, el mundo no deja de mandar mensajes sobre como les hizo sentir esta saga cinematográfica y como todos llevamos un pedacito de ella en nuestro corazón. Por ello, me gustaría plantear una pregunta:

¿Os imagináis un mundo en el que los personajes de Toy Story no hubiesen sido creados, uno en el que no existiesen?, yo simplemente soy incapaz porque se que no sería la misma persona si ellos no hubieran aparecido en mi camino.

- Entrevistas -

Puede que te interese...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- LCDM TV -

Última hora

Aitana cierra su gira “11 Razones” por todo lo alto en Madrid

Aitana terminó su “11 Razones Tour” en el Wizink Center de Madrid rodeada de muchos amigos que hicieron de este concierto una...

Aitana de «Formentera» al Sant Jordi y de Sant Jordi al cielo

El 2021 es el año de Aitana. No hay canción que toque, no hay colaboración que plantee que no se convierta en un éxito...

Hens: «Si haces música y empiezas a crecer, o te adaptas a la industria o te quedas fuera» | «Tan Vacío»

Tras el estreno de su disco Hensito y el gran éxito que ha ido recogiendo con cada tema que estrenaba, Hens ha colaborado con...

Madrid Circus Festival 1921 aterriza en el Espacio Delicias, conoce los secretos

Madrid Circus Festival 1921 se presenta en la capital con la llegada de la Navidad. Un espectáculo para pequeños y mayores donde...

María Pedraza sobre «Ego»: «Ha sido un gran reto emocional» | Moët & Chandon

Escuchar a un profesional hablar de su trabajo es de esos placeres que a nosotros nos gusta cultivar. María Pedraza es de esos valores...