La moda española tuvo la cita número 71 de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid. IFEMA habría sus puertas para este ansiado evento el pasado martes día 28 y las cerraba a lo grande el domingo 2 de febrero.

El pabellón 14.1 de IFEMA es, como siempre, el escenario protagonista. Además, como una de las novedades que se han llevado a cabo este año, algunos desfiles tuvieron lugar en distintos puntos de Madrid, como la Galería de Cristal del Palacio de Cibeles. Esta edición de MBFW Madrid contó con el apoyo de un total de 19 firmas líderes en varios sectores, siendo Mercedes-Benz, L’Oréal Paris e Inditex sus principales patrocinadores.

Además de la presentación de las colecciones otoño-invierno de los mejores diseñadores de cada momento ya consagrados, la MBFW apuesta también por jóvenes talentos en la plataforma Samsung EGO. Algo que resulta destacable para la evolución de la moda, ya que nuevos diseñadores se expresan libremente para ser aceptados por la sociedad y continuar así descubriendo nuevas tendencias y estilos.

Además de la presentación de las colecciones otoño-invierno de los mejores diseñadores de cada momento ya consagrados, la MBFW apuesta también por jóvenes talentos en la plataforma Samsung EGO. Algo que resulta destacable para la evolución de la moda, ya que nuevos diseñadores se expresan libremente para ser aceptados por la sociedad y continuar así descubriendo nuevas tendencias y estilos.

El diseñador valenciano Juan Vidal se llevó el Premio L’Oréal a mejor colección. Hace un recorrido por la vida de la mujer, desde su juventud -representada por la figura del oso- terminando en otros momentos más delicados que representa a través del rosa y el granate en sus prendas. Apuesta por la mujer, que no pierda la presencia y la clase.

Como punto final de esta edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, la joven diseñadora Fátima Miñana se alzaba con el premio Mercedes-Benz Fashion Talent bajo el nombre de Geometry of fear. Un término acuñado por el crítico Herbert Read en 1952 para describir el trabajo de un grupo de jóvenes escultores británicos caracterizados por figuras humanas torturadas, maltratadas o arruinadas. Se trata de una colección inspirada en el uso del espacio, las formas y los materiales.

Premio que lleva consigo el poder desfilar en la próxima semana de la moda de Tbilisi.

  El broche de oro a esta última edición lo puso Duarte con una colección cuya principal inspiración fue el funcionamiento de las casas de diseño de coches italianas -en especial de los años 50-. Las líneas puras de estos coches y sus siluetas más dinámicas es dónde está el punto clave de su colección. Tampoco falló el segundo pilar de Duarte, la definición de las líneas de lo que vestirá su cliente en su día a día, en ese trato personal con cada uno de ellos.

Ana Locking  vuelve a subirse a la pasarela de la MBFW con Euphoria. Arriesgando y con su estilo único nos transportaba a la famosa serie como indica el nombre de su colección. Destacaba un toque rockero y atrevido, tanto en la estética como en el maquillaje y en los cortes de pelo. Teresa Helbig tenía esta vez protagonismo doble con su colaboración con los nuevos uniformes de la aerolínea Iberia y su colección Opium, en la que la contradicción, el contraste y la mezcla -en tonos dorados, negros y nude– eran los protagonistas. El último seleccionado, para romper con estas líneas es Dominnico, la cual no ha defraudado a los que la conocen por vestir a estrellas como Rosalía o Lady Gaga. Se estrenaba con su colección Idolatría en la que quiso demostrar a través de sus diseños una oda a España y a referentes tales como Pedro Almodóvar, Rosalía o Penélope Cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *