Hace unas semanas Arantxa de Juan me invitó a su casa para charlar. Así que podéis intuir un poco la tranquilidad que habitó en la conversación. Jugamos en casa y se notó, al menos en la sensación que yo viví.

Arantxa de Juan lleva ya tiempo en este mundo de locos. Un mundo que conoce bien, un mundo en el que juega constantemente. Un mundo en el que aprende y enseña. Un mundo en el que jamás se aburre porque no tiene tiempo. Un mundo con el que se reinventa sin miedo. Un mundo que ha trasladado al salón de su casa.

En la conversación que tuve con ella me reconoció que es alguien que le gusta estar rodeada de los suyos. Le gusta invitar a la gente a su casa. Le gusta compartir. Le gusta sentir… y le gusta vivir. Quizás por estas razones hace unos años decidió convertir su casa en un teatro y meterse de lleno en la piel de Anna Magnani con el espectáculo “Magnani Aperta”.

Os confieso que no conocía esta maravilla de proyecto hasta hace apenas un mes y cuando lo descubrí tuve la necesidad de poder conocer más del tema. Necesitaba saber cómo se sentía alguien que decide regalar al público la fantástica experiencia de vivir una obra de teatro en su propia casa. ¿No le daba miedo la exposición? ¿Dónde está la barrera de la intimidad? ¿Esto le da vida a la historia?

Todas esas preguntas creo que me las contestó de forma indirecta en nuestra conversación y os puedo asegurar que me quedé con ganas de poder ver en directo su espectáculo. Tengo y tenéis tiempo de poder disfrutar de ello hasta el 28 de marzo. Así que no os perdáis lo que hablamos y luego no rechacéis la invitación de Arantxa para conocer un poco más la historia de Anna Magnani…

Aquí encontrareis toda la información para poder reservar las entradas… ¡Qué no te lo cuenten!  www.magnaniaperta.com

Marta Juanola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *